Un sueño: Y vi una Venezuela que resurgió entre las cenizas. #Parte 1.

Pude ver un cambio, vi un pueblo despertar…

Llegó el momento del cambio, todas las cartas estaban echadas en la mesa, se había levantado nuevamente un pueblo que estaba hambriento y lleno de rabia pero con una fuerza increíble, salieron a las calles de toda venezuela, ya no importaban partidos políticos, derecha o izquierda, rojo o azul, no había nada que pudiera separarnos ya lo único que importaba era el objetivo de luchar unidos contra la tiranía de un gobierno que nos robo el futuro, la comida, las medicinas, las esperanzas y la paz.

Fuente.

 

 

Como un ave fénix resurgiendo de las cenizas de una Venezuela quemada, hundida y dormida durante tantos años; se ha levantado el pueblo unido contra el tirano, que cruelmente ha enviado a sus soldados contra un pueblo hambriento pero decidido a cambiar su rumbo, decidido a recuperar el futuro que se le ha arrebatado.


 

Fuente.

Se enfrentaron dos bandos.

Se enfrentaron dos bandos de un solo pueblo, pero la diferencia es que uno defendía los intereses de los narco tiranos y otro defendía el derecho de un pueblo a ser libres y a luchaba por no morir de hambre, y salieron a la calle los verdes armados una vez más en tanquetas y con bombas lacrimógenas ellos armados contra un pueblo desarmado completamente, vestidos de blanco y con la bandera de Venezuela en alto pero luego pasó algo; al encontrarse los dos bandos de un mismo pueblo enfrentados y mirándose a la cara hubo un silencio total, aunque los verdes apuntaban sus armas para detener al pueblo en su marcha al palacio de miraflores donde estaba el objetivo; los verdes bajaron sus armas mientras el pueblo unido avanzaba ¿pero porque?, pues miraron entre la multitud a sus esposas con sus hijos en brazos, miraron a sus abuelos y a sus tíos entre ellos, miraron que apuntaban sus armas contra su propio pueblo, contra sus familias.



Fuente.

 

Las armas cayeron al suelo mientras las tanquetas ya preparadas cedían el paso a un nuevo cambio, ellos despertaron y se dieron cuenta que defendían los derechos de los tiranos que el pan de su pueblo habían robado, que ellos estaban cansados y hambrientos pues eran parte de ese pueblo… ¡Y SE UNIERON A LA LUCHA!, y los radios se escuchaban los sargentos y capitanes de alto rango dando órdenes desesperados, pues el pueblo había despertado y esta vez no habian tanques ni soldados que pudieran detener a un pueblo enojado, pues juntos caminaban ahora con la mirada en el tirano.

El tirano huye.

El tirano desesperado por la horda de ciudadanos que hacía él se dirigía con el objetivo claro de tumbarlo, sintió miedo y en el avión presidencia se decidió a huir junto con su cúpula de ratas ladronas, pero al intentar despegar fue inevitable lo que iba a pasar, una orden de captura se venía a ejecutar ¡Nicolás Maduro por tus crímenes debes pagar! estas arrestado por crímenes de lesa humanidad, por robarle a todo un pueblo su libertad, por robarte la riqueza de una nación, por violar los derechos humanos de un pueblo desarmado, Al suelo lo tiraron, y con las manos en la espalda a él y a sus ratas le arrestaron.

Fuente.

Y vi un pueblo que un grito de victoria al cielo elevo, pues al fin había caído el dictador tirano que a todo un pueblo la esperanza y el futuro había arrebatado, vi un pueblo celebrar porque por fin su libertad había recuperado…

CONTINUARÁ…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *